Menú Cerrar

En este articulo detallaremos brevemente sobre algunos de los malos hábitos dentales que provocan la placa bacteriana, caries y sensibilidad dental que afectan a tus dientes.

1. Exceso de Azúcar

El exceso de azúcar es uno de los principales problemas de la salud en general. Además de los problemas dentales, es una de las principales causas de la obesidad, diabetes y otros padecimientos. En este apartado, nos concentremos en como el exceso de azúcar produce caries.  

¿Cómo se forma las caries? Las bacterias que tenemos en la boca se alimentan del azúcar que acidifica la boca. Debido a ese ambiente ácido se forma la placa dental que con el tiempo daña el esmalte de los dientes y las encías. Si la placa dental crece las bacterias invaden los dientes transformándose en caries. Estos huecos rellenos de caries son difíciles de limpiar, y deben ser extraídos por el odontólogo destruyendo en el proceso parte de la pieza dental afectada. Pero es mejor esto porque con el tiempo pueden llegar a crear cavidades tan grandes que dañan definitivamente a una pieza dental completa y tiene que ser removida.

Igualmente, el exceso de azúcar provoca inflamación en las encías, que se genera sensibilidad. Por lo tanto, hay que moderar el consumo de alimentos azucarados como golosinas.

2. No lavarse los dientes correctamente

Lavarse los dientes es una actividad tan cotidiana que hacemos todos los días, sin embargo, no lavarse los dientes correctamente es un mal hábito para la salud en que la mayoría de las personas cometemos.

No solo se trata de prevenir las caries o el mal aliento sino problemas de la salud en general. Hay un otro artículo que señala las malas consecuencias de no lavarse los dientes.

El tiempo recomendado para cepillarse los dientes es de 2 minutos mínimo. Por lo que es importante disfrutar el momento del cepillado que comienza con un movimiento suave de arriba abajo. Igualmente, los dientes deben cepillarse suavemente porque un cepillado fuerte lastima las encías y desgata el esmalte.

Por último, los cepillos dentales deben de cambiarse al menos 3 meses o quizás antes dependiendo de cómo se van desgastando. Eso lo decidirás con tu criterio. Esto se debe a que se desgastan las cerdas, por lo que ya no cumplen su función.

3. El efecto nocivo de las bebidas gasificadas

El consumo frecuente de bebidas gaseosas provoca series daños a los dientes debido a su alto contenido de ácido.    Esto se debe a las altas concentraciones de azúcar, cafeína y otras sustancias como el ácido fosfórico y el ácido cítrico que desgasta nel esmalte.

Incluso con el tiempo puede dañar irreparablemente el esmalte y afectar a la dentina. En el caso de los niños, las bebidas gaseosas también pueden dañar las encías. Otros efectos es el aplanamiento de los primeros molares inferiores. Finalmente, el consumo regular de refrescos a edades tempranas deteriora permanentemente la dentadura. 

Así mismo, la acidificación de las bebidas gaseosas que dañan el esmalte deja a los dientes más proclives a infecciones y a la placa bacteriana, que se puede complicar en caries. Estos al largo plazo genera sensibilidad, porque el esmalte protege a los dientes dentro de los cuales hay nervios junto con un paquete vascular nervioso. El dolor puede llegar a ser muy molesto, pero lo más preocupante es que se puede perder el nervio.

Sin embargo, esto no quiere decir, que dejes de beber bebidas gaseosas sino consumirlas en moderación. Por ejemplo, tomar una o dos cocas colas light a la semana no daña tu salud.

4. Como fumar afecta a tus dientes

Los cigarros no solo son un gran peligro para tus dientes, sino que también afecta los pulmones, la piel, el cabello y causa muerte prematura. Fumar afecta tus dientes porque provoca una disminución inmunológica bucal que fortalece el crecimiento de las poblaciones de bacterias incrementando las enfermedades dentales como las caries. Igualmente, tiñe los dientes de un color grisáceo muy desagradable.

Publicado en Higiene Dental

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.